Feeds:
Entradas
Comentarios

El sábado 15 de noviembre nos juntamos para realizar una ruta de senderismo, pero esta vez no fuimos ni tres, ni cuatro ni cinco senderistas, sino que fuimos 43 senderistas y por supuesto mi perro Otto. ¿Por qué tantos?, pues porque nos propusimos realizar una ruta con las familias del colegio en el cual trabajo. Hemos programado realizar una salida al monte por trimestre y después de buscar un día apropiado nos decidimos por este sábado, aunque los días anteriores daban mal tiempo, la previsión para el sábado no era muy mala. Así que nos pusimos a organizarla y al final, según la opinión de los que participaron, salió bastante bien.

Teníamos que buscar una ruta que cumpliese una serie de condiciones: no muy larga (15,25 km.), con una pendiente no fuerte (desnivel de subida 25o m.), camino fácil (una parte por pista y la otra por un hayedo y robledal) y sobre todo en un entorno bonito (de lo más bonito de Cantabria). Por esa razón nos decidimos a realizar una ruta por la Reserva Natural de Saja-Besaya, en concreto desde la Braña de Brenes a Bárcena Mayor, pasando por la Ermita del Moral. Un tramo de ella la habíamos realizado hace varios años con nuestras familias, el que va desde la Braña de Brenes a la Ermita del Moral. El segundo tramo, el que va desde Bárcena Mayor a la Ermita del Moral, lo hicimos unas semanas antes, dos de los senderistas habituales, para ver el camino correcto.

Para ello salimos en autobús desde la puerta del colegio a las 09:00 con destino al pueblo de Arenas de Iguña, una vez allí nos dirigimos a Las Fraguas y por fin al barrio de Los Llares. Una vez atravesado el barrio cogimos la carretera de montaña que finaliza en la Braña de Brenes y allí el autobús dio la vuelta, para por la tarde ir a recogernos a Bárcena Mayor. A este mismo punto también se puede ascender desde el pueblo de Villasuso de Cieza, pero no para ir en autobús ya que la carretera es mucho más estrecha.

Braña de Brenes

Braña de Brenes

En este punto iniciamos nuestra ruta, primero nos preparamos, nos protegimos del frío aire y aprovechamos a realizar una foto con los componentes del grupo.

Grupo de senderistas

Grupo de senderistas

En ese punto, donde finaliza la carretera, se inicia una pista bastante ancha y cómoda, que en ligero ascenso nos dirige hasta la Ermita del Moral. Tuve un pequeño problema con el GPS, ya que no me detectaba los satélites y por eso en el track falta un tramo de 250 m., el cual no tiene pérdida ya que sigue la pista.

Para descargar el track para GPS desde Wikiloc pinchar aquí: (hay que registrarse en Wikiloc)

Iniciamos el ligero ascenso dando un primer rodeo y dejando a nuestra izquierda el Cotero Alto.

Ascendiendo por la pista bajo el Cotero Alto

Ascendiendo por la pista bajo el Cotero Alto

La pista no tiene ningún desvío por el cual nos podamos confundir, sólo hay que seguir la pista. Esta pista comienza en la braña de Brenes y llega hasta el Monte Obios y se podría continuar bajando hasta el pueblo de Pujayo. A la orilla de este camino nos encontramos una fuente en la que nos podríamos refrescar, aunque hoy no hacía falta.

Fuente a la orilla de la pista

Fuente a la orilla de la pista

Siguiendo por el camino nos encontramos al poco de empezar, a los 15 minutos, un refugio en bastante buen estado y que se conoce con el nombre de “Refugio del Tornillo” y en el que se podría pasar tranquilamente una noche.

Refugio del Tornillo

Refugio del Tornillo

Cerca de este refugio nos pudimos encontrar una bonita estampa de las típicas vacas de esta zona, las famosas tudancas, que con su fuerte carácter, nos miraban con unos ojos entre curiosos y recelosos. Menos mal que Otto no se arrancó a por ninguna de ellas porque lo hubiese pasado bastante mal.

Rebaño de vacas tudancas

Rebaño de vacas tudancas

Una vez pasadas por estas brañas, donde pastaban tranquilamente estas vacas, pudimos ver un bonito paisaje de los hayedos, los cuales estaban empezando a cambiar sus hojas verdes por unas de color rojizo que daban un bonito y llamativo color al bosque. Este bosque se encontraba junto al arroyo de Tordías, entre el Pernal Mayor, El Pernal y Tornamayor.

Hayedo junto arroyo de Tordías

Hayedo junto arroyo de Tordías

Junto a esta pista volvimos a encontrar una segunda fuente en la que los niños que nos acompañaban pudieron disfrutar viendo como los renacuajos nadaban por el pilón.

Segunda de las fuentes en el camino

Segunda de las fuentes en el camino

Continuamos en ligero ascenso y nos dirigimos hacia el pico Tordías (968 m.), lugar en el que se encuentra un cruce que desciende hasta las campas de Ucieda. Justo en este cruce hay un cerrado para la carga del ganado y en el nos encontramos a un antiguo alumno que subía en bicicleta desde las campas, para ir preparándose para los 10.000 del Soplao, los cuales pasan por esta pista. En este punto ya llevábamos caminados casi 4 km y 45 minutos.

Cruce en Tordías hacia Ucieda

Cruce en Tordías hacia Ucieda

En este punto se iniciaba un ligero descenso para luego volver a iniciar el último ascenso en una marcada curva hacia la derecha, justo en el inicio del regato de los Llanos.

Último tramo de ascenso

Último tramo de ascenso

Al final de este último ascenso ya casi tendríamos que llegar a ver la Ermita del Moral, pero no fue así. Lo que sí nos encontramos fue el desvío que se dirigía hacia la carretera que une Los Tojos con Bárcena Mayor bajando por el canal de Guzmeana, o de Huzmeana, el cual habíamos ascendido en otra ocasión y por donde circula el arroyo con el mismo nombre y afluente del río Argoza, para luego convertirse en el famoso río Saja.

Desvío hacia el canal de Guzmeana

Desvío hacia el canal de Guzmeana

Al poco de pasar por este desvío ya pudimos ver a lo lejos el tejado de la famosa Ermita del Moral.

Ermita del Moral en medio de la Braña con el mismo nombre

Ermita del Moral en medio de la Braña con el mismo nombre

Ya acercándonos, por la pista, en las proximidades de la Ermita había una magnífica vista de todos los montes de los alrededores y se llegaba a ver el palacio de la Magdalena, las playas de Liencres,…

Vistas desde la Braña del Moral

Vistas desde la Braña del Moral

A los 7 kilómetros, y la hora y tres cuartos de caminata ya llegamos a la Braña del Moral,  una amplia pradera donde se asienta el rústico templo con una imagen de la Virgen del Moral. En esta braña se celebra, al sábado posterior al 15 de agosto, una romería y una comida campestre en la que participan las gentes de los pueblos del alrededor. Adosado a la ermita, hay un pequeño refugio donde poder guarecerse en caso de lluvia. Aprovechamos dicho refugio para resguardarnos del ligero aire y poder tomar un aperitivo tranquilamente al resguardo.

Braña del Moral con la Ermita

Braña del Moral con la Ermita

Al este de esta Ermita se encontraba la Sierra de Peña Sagra, la cual no podíamos ver ya que se encontraba ligeramente cubierta por las nubes. Una vista desde este punto es la que tengo como cabecera de este blog, pero en esa ocasión cubierta de nieve.

Peña Sagra al fondo

Peña Sagra al fondo

En este refugio teníamos la intención de pararnos a comer, pero como todavía era muy pronto decidimos parar sólo a tomar un pequeño aperitivo y continuar el camino.

Tomando un aperitivo en el refugio junto a Ermita del Moral

Tomando un aperitivo en el refugio junto a Ermita del Moral

Volvimos a la pista principal y pudimos ver ver un pequeño cueto, El Moral (1.048 m.) donde algunas de las senderistas se animaron a subir para poder disfrutar de las magníficas vistas. Junto a este cueto se encontraba un sendero que bajaba hacia el sel del Campío.

Cueto del Moral

Cueto del Moral

Desde este cueto se podía ver tanto los montes de los alrededores como los pueblos cercanos, Pujayo, Bárcena de pie de Concha, Pico Jano,… Esta es una panorámica desde la cima del cueto del Moral.

Panorámica desde el cueto del Moral

Panorámica desde el cueto del Moral

Seguimos la pista por las faldas del Cueto Esquina (1.045 m.), dirigiéndonos en dirección al Obios y al poco de pasar por un desvío que se dirigía hacia El Salce y Cacedio y que se encontraba justo antes de otra pequeña cima.

Desvío hacia la izquierda que no cogimos

Desvío hacia la izquierda que no cogimos

Al poco nos encontramos un indicador a mano izquierda de la ultramaratón de los 10.000 del Soplao y justo en frente había un sendero con una piedra en la que marcaba el desvío hacia Bárcena.

Desvío hacia Bárcena Mayor

Desvío hacia Bárcena Mayor

Este desvío nos dirigía, por un terreno, ya más incómodo y cubierto de barro, hacia el próximo hayedo, donde teníamos previsto parar para comer y descansar un poco.

Sendero hacia el hayedo

Sendero hacia el hayedo

Nada más entrar en el hayedo notamos que empezaban a caer algunas gotas de agua, así que protegiéndonos bajo las hayas y robles paramos a comer. Hicimos pequeños grupos y compartimos la comida, sentados en los troncos de algunos árboles caídos o sobre unas rocas.

Uno de los grupos comiendo en mitad del hayedo

Uno de los grupos comiendo en mitad del hayedo

En este hayedo pudimos ver algunos bonitos rincones que parecían sacados de una postal y en la que se apreciaba la humedad que se podía respirar en el bosque.

Musgo en uno de los troncos derribados

Musgo en uno de los troncos derribados

Después del merecido descanso y de comer iniciamos de nuevo el camino hacia Bárcena Mayor. Para ello salimos del bosque y llegamos a una nueva braña donde pastaban unas vacas. Esta braña estaba justo en el collado entre Las Colladas y La Guarda.

En el collado

En el collado

Una vez en este punto ya todo era en descenso hacia el pueblo de Bárcena Mayor. El descenso empezaba en un estrecho sendero entre brezos y espinos. Desde este sendero se podían ver al fondo los pueblos de Colsa y de los Tojos.

Colsa y los Tojos al fondo

Colsa y los Tojos al fondo

Una vez finalizado este sendero entre los brezos y los espinos nos volvimos a introducir de nuevo en otro bosque de hayas y robles donde se empezó a complicar bastante el camino, ya que había tramos en los que era difícil mantenerse en pie ya que el suelo estaba muy resbaloso por el agua que cubría el sendero y las piedras. Es más fueron bastantes los que caímos al suelo al pisar alguna de estas rocas.

Sendero entre el bosque

Sendero entre el bosque

El paso entre el bosque era en un descenso zigzagueante en el que teníamos que tener especial cuidado por no resbalar. También pudimos disfrutar de alguna bonita estampa con algunos árboles  que cruzaban el camino y que aprovechamos para hacer una foto de unos forzudos que intentaban levantarlos.

Bajo un árbol intentando levantarlo

Bajo un árbol intentando levantarlo

En mitad del hayedo también se podían ver algunos jóvenes robles.

Robles en mitad del hayedo

Robles en mitad del hayedo

Ya estábamos llegando al final de nuestro camino y pudimos tener una primera visión del pueblo de Bárcena Mayor, pero todavía entre los árboles.

Bárcena mayor entre los árboles

Bárcena mayor entre los árboles

En uno de estos rincones aprovechamos para hacer la última de las fotos del grupo, con Bárcena Mayor al fondo, pero tapado por los árboles y el gran grupo.

Grupo de senderistas con Bárcena Mayor al fondo

Grupo de senderistas con Bárcena Mayor al fondo

En una de las últimas curvas ya pudimos ver el pueblo entero bajo el sol que, en ese momento, nos acompañaba.

Bárcena Mayor

Bárcena Mayor

Al final, después de casi 16 km y aproximadamente 5 horas, los 43 senderistas que formábamos el grupo  llegamos a nuestro destino final, Bárcena Mayor.

A la entrada de Bárcena Mayor

A la entrada de Bárcena Mayor

Una vez en Bárcena Mayor algunos de los senderistas fueron a alguno de los múltiples restaurantes, bares y tiendas de productos típicos que hay en este pintoresco pueblo. Sin embargo algunos no tuvieron suficiente y se dirigieron hacia la próxima Ermita del Carmen, donde destaca un raro árbol, un lauroceraso o laurel-cerezo. Allí aproveché para hacerme una foto junto a otro de los senderistas-organizadores de la ruta.

Ermita del Carmen

Ermita del Carmen

Para ver la imagen en Wikiloc pinchar sobre la imagen.

Ruta en Google Earth

Ruta en Google Earth

Curva altura-distancia de marcha

Curva altura-tiempo

Curva altura-distancia

Braña de Brenes – Ermita del Moral – Bárcena mayor
Distancia Total Ruta lineal de 15,25 km.
Duración Total El recorrido lo hicimos en 5 horas y 20 minutos. Estuvimos parados aproximadamente 1 hora y tres cuartos para comer y hacer fotos.
Dificultad La dificultad de la ruta es baja, aunque tiene algunos tramos en descenso complicados por que resbala.
Desnivel El desnivel acumulado en ascenso es de 450 m y el acumulado en descenso es de unos 800 m.
Tipo de camino Hay tramos de pista y sendero por el bosque.
Agua potable Nos encontramos un par de fuentes por el camino.
Época recomendada Es un recorrido que tiene su encanto hacerlo en cualquier época del año.
Cartografía y Bibliografía Hoja 58-III (Arenas de Iguña) y Hoja 83-I (Molledo) a escala 1:25.000 del Instituto Geográfico Nacional.
Track GPS Enlace a track para GPS en Wikiloc

El sábado 4 de octubre nos juntamos cuatro amigos-senderistas y mi perro Otto para hacer uso de nuestro bonoruta mensual.

Además en esta ocasión también quería probar mis recién compradas botas, ya que las anteriores, debido a los kilómetros y los años, ya tenían un problema de filtración de un poco de humedad. En concreto son unas botas Bestard (una de las pocas marcas españolas que hacen botas de calidad), el modelo Breithorn Pro. Sólo espero que sean tan cómodas y me duren lo mismo que las anteriores, que también eran de la misma marca. Por ahora, siendo la primera marcha que he realizado con ellas, me han resultado supercómodas (lo más importante en unas botas), no me han hecho ni una pequeña rozadura y con un agarre al terreno muy bueno. La permeabilidad no la he podido probar, pero tienen muy buena pinta.

Botas Bestard

Botas Bestard Breithorn Pro

Para empezar la ruta nos dirigimos por carretera a primera hora de la mañana en dirección a Reinosa y una vez allí nos dirigimos hacia el pueblo de Brañavieja, un poco antes de llegar a la estación de esquí de Alto Campoo. Una vez en Brañavieja fuimos, por la carretera que asciende hacia la fuente del Chivo, hacia el Albergue Juvenil Cantabria que se encuentra en frente del Hotel La Corza Blanca. Junto al albergue hay un aparcamiento donde dejamos el coche y nos preparamos para iniciar la ruta.

Inicio de la ruta

Inicio de la ruta

Una vez preparado todo lo necesario y orientándonos un poco encontramos el punto exacto desde el que teníamos que comenzar a caminar. Este punto está junto al albergue, a su izquierda según miramos al edificio principal. Aquí arranca una pista de buen firme que sube, en un primer tramo, en paralelo a la carretera.

Para descargar el track para GPS desde Wikiloc pinchar aquí: (hay que registrarse en Wikiloc)

Para ver el vídeo del bono-ruta realizado por uno de los senderistas  pinchar aquí.

Sendero de inicio de recorrido

Sendero de inicio de recorrido

Desde esta pista se tiene una visión de los principales picos de Campoo, desde el Cuchillón hasta el Cueto de la Horcada, uno de nuestros posibles objetivos en el día de hoy.

Cuchillón en Alto Campoo

Cuchillón en Alto Campoo

Enseguida tenemos que tomar un ramal meno a la derecha, más pedregoso y con escobas a los lados. Hay que tener cuidado en no despistarse y no coger lo que parece la pista principal que sigue a derecho.

Desvío a la derecha

Desvío a la derecha que cogemos

La desviación que hemos tomado recorre la parte inferior de la ladera llamada La Tabla y pasa junto a una antigua instalación eléctrica (un centro de transformación) en la que hay unos letreros indicadores de la Senda Didáctica de Cuencagén.

Antigua instalación eléctrica

Antigua instalación eléctrica

En estos letreros se indica cómo en las cumbres de Alto Campoo se formó un glaciar de tipo alpino, que se caracteriza por la presencia de una zona de acumulación, el denominado circo glaciar, que se corresponde con la ubicación actual de la estación de esquí, y una lengua que transporta los materiales erosionados que se depositan en su frente, donde se produce la ablación o fusión del hielo y en los laterales formando las morrenas. Según lo que pone en estos indicadores en las Sierras del Cordel, la que nosotros vamos a recorrer, y del Hijar, existen hasta 21 circos glaciares. Al poco de pasar por esta instalación eléctrica se alcanza las columnas de un viejo telesilla y se inicia un ligero ascenso en zig-zag. Tras un par de curvas, dejamos a la izquierda un camino pedregoso y descarnado que va dando continuas esas hasta llegar a la cumbre del Cueto de la Horcada.

Cueto de la Horcada

Cueto de la Horcada

Nosotros no cogemos este camino, que además no está muy marcado y continuamos por la pista principal entrando en la Cuenca de los Pozos, donde la ruta es llana y bastante cómoda. A medida que avanzamos las vistas a nuestra derecha son muy amplias, pudiendo ver el acebal de Abiada a nuestros pies, por donde habíamos realizado una ruta con raquetas, las cimas de Cotomañín, Cotomañinos y Sestil en dirección sur, por donde habíamos realizado otra ruta en otra ocasión y más a lo lejos Valdecebollas, ya en Palencia con su característico torreón en la cumbre. Al final de la Cuenca de los Pozos se descubre ante nosotros el Pico Cordel, el primero de nuestros objetivos del día, y en una suave cuesta llegamos a una cabaña sobre unos peñascos, a la entrada de Cuencagén.

Refugio en Cuencagén

Refugio en Cuencagén

Junto a esta cabaña finaliza la pista que habíamos cogido junto al Albergue Juvenil Cantabria. Continuamos en la misma dirección por un pequeño sendero que cruza el arroyo principal de la cuenca de Cuencagén, ahora con poco agua,  y que es uno de los arroyos que arroja sus aguas al río Guares. Una vez atravesado el arroyo empezamos una fuente ascensión, campo a través, sin seguir ningún sendero, por la pendiente ladera que nos va a llevar al Collado de Cuencagén, entre el Pico Cordel y el Pico Iján. Después de acabar todo el recorrido este fue el ascenso más duro de todo el camino.

Ascenso hacia el Collado de Cuencagén con Cordel a la izquierda

Ascenso hacia el Collado de Cuencagén con Cordel a la izquierda

El ascenso se hace muy duro y tenemos que ir zigzagueando para hacerlo más suave. A medida que nos acercamos al Collado de Cuencagén (1.903 m.) nos dirigimos a la izquierda de una gran zona rocosa, la cual dejamos hacia nuestra derecha.

Terminando el duro ascenso

Terminando el duro ascenso

Una vez en el Collado atravesamos un vallado que separa la mancomunidad de Campoo de la de Cabuérniga. Desde este punto se puede ver parte de los puertos de Sejos, más concretamente la zona de la Caseta del Campanario, donde se pueden apreciar un par de cabañas. Desde este punto no realicé ninguna fotografía ya que se vería mucho más desde lo alto del Pico Cordel.

Vallado de separación de mancomunidades con Cordel al fondo

Vallado de separación de mancomunidades con Cordel al fondo

Una vez en el collado y atravesado el vallado nos dirigimos hacia la cima del Pico Cordel. Para ello hay dos caminos posibles, uno de ellos, el que nosotros elegimos en el descenso va pegado junto a la valla hasta que a mitad de altura se desvía por un sendero que nos dirige a la cumbre,

Vallado hacia la cumbre del Pico cordel

Vallado hacia la cumbre del Pico cordel

y el otro que es el que nosotros elegimos que lo que hace es ir siguiendo los hitos que han dejado otros montañeros y que se dirige hacia una zona llena de cantos rodados y que vamos bordeando.

Camino que seguimos siguiendo los hitos

Camino que seguimos siguiendo los hitos

Aunque el ascenso era bastante duro, este nos resultó menos exigente que el que realizamos por la ladera de Cuencagén, no sabemos si por el hecho de tener un sendero marcado o porque ya habíamos calentado nuestros músculos en el ascenso anterior. En el ascenso también teníamos una perfecta vista de nuestro siguiente objetivo, el Iján.

Ascendiendo a la cima con el Iján al fondo

Ascendiendo a la cima con el Iján al fondo

 Una vez que pasamos esta zona con cantos rodados el sendero nos deja a la izquierda del Pico Cordel y encontramos un sendero que nos dirige fácilmente hacia la cumbre de dicha cima. Este último ascenso ya no es tan duro como el anterior y se hace rápidamente.

Sendero hacia la cumbre

Sendero hacia la cumbre del Cordel

Ya estábamos llegando a nuestro primer objetivo del día y el primero de los seis dos miles que haríamos en el día de hoy. En concreto el Pico cordel tiene una altitud de 2.061 m.

Cima del Pico Cordel (2.061 m.)

Cima del Pico Cordel (2.061 m.)

En la cima destacan dos cosas un Belén de hierro

Belén en cima del Cordel

Belén en cima del Cordel

y la típica cruz con su buzón, así como una placa homenaje a un montañero fallecido.

Buzón y cruz en la cima

Buzón y cruz en la cima

Desde la cima había unas magníficas vistas de todos los montes de los alrededores, en dirección este se podía ver un monte que ya ascendimos en un par de ocasiones el Ligüardi (1.975 m.) con el pantano del Ebro al fondo.

Ligüardi con pantano del Ebro al fondo

Ligüardi con pantano del Ebro al fondo

En dirección oeste se podía ver nuestro siguiente objetivo el Cueto Iján (2.085 m.), en el que aprovechamos para certificar nuestra llegada a la cima.

Cueto Iján

Cueto Iján

y en dirección noroeste se podía ver el Cueto de la Concilla sobre el puerto de Sejos, con los cantos de la Borrica justo debajo del Cueto y al fondo la Sierra de Peña Sagra, en la que destaca el Cornón de dicha sierra.

Cueto de la Concilla y sejos

Cueto de la Concilla, Sejos y Peña Sagra

Una vez acabamos de disfrutar de las vistas desde el Pico Cordel, nos dirigimos de nuevo, esta vez bajando  junto al vallado que separa las mancomunidades, hasta el Collado de Cuencagén, donde, campo a través, nos dirigimos a la cima del Cueto Iján. Este ascenso nos resultó un poco más duro que el ascenso al Cordel ya que el hecho de no tener un sendero e intentar subir por el camino más corto endurece dicho ascenso. Casi llegando a la cima pasamos por detrás de una zona empedrada para poder llegar a la cima.

Llegando a la cima del Cueto Iján

Llegando a la cima del Cueto Iján

Una vez en la cima del Cueto Iján (2.085 m.), en la cual destacaba el típico buzón en el que viene marcada la altura, así como un el punto geodésico que estaba tirado en una de las laderas,

Buzón en Cueto Iján

Buzón en Cueto Iján

pudimos disfrutar de algo que no nos esperábamos, una manada de unos 20 o 30 rebecos que se encontraban en la ladera de esta cima en la zona de Polaciones.

Rebecos en ladera del Cueto Iján

Rebecos en ladera del Cueto Iján

Además viendo lo despejado del día, aproveche para hacer una panorámica de 360º desde la cima, pudiéndose ver en ella todas las cimas de una gran parte de Cantabria. Para poder disfrutar mejor de la panorámica pinchar aquí.

Panorámica desde Cueto Iján

Panorámica desde Cueto Iján

También en esta cima aprovechamos para hacer una foto del grupo y así dar fe del ascenso al segundo dos mil del día.

En la cima del Iján

En la cima del Iján

Todos estos picos son visibles desde la costa Cantábrica; desde aquí se puede ver la ciudad de Santander en los días despejados y sin brumas, aunque no son muchos los días en que se dan estas condiciones, por ejemplo en el día que hicimos la ruta, estando bastante despejado el día donde nosotros estábamos, la zona de la costa estaba cubierta. En el Iján la alambrada nos guiará cuesta abajo hasta el Collado de Los Tornos, en la parte alta de Cuencagén.

Alambrada hacia el Collado de Los Tornos

Alambrada hacia el Collado de Los Tornos

Ya en el Collado de Los Tornos tenemos una magnífica vista del ascenso que habíamos realizado en Cuencagén, observándose abajo del todo la cabaña donde iniciamos el ascenso al Collado de Cuencagén.

Vista de Cuengagén desde el Collado de Los Tornos

Vista de Cuengagén desde el Collado de Los Tornos

Hay una pequeña pared rocosa fácil de salvar ya que no es del todo vertical y en su parte superior volvemos a caminar por la divisoria hasta llegar a la siguiente cima, el tercer dos mil de la ruta, la Peña de Cuencagén (2.053m.)

Peña de Cuencagén

Peña de Cuencagén

Iniciamos un ligero descenso y nos dirigimos a lo alto de la Cuenca de los Pozos. Pronto, siguiendo las cumbres en dirección oeste, reencontramos la alambrada y vamos al Paso del Cuquillo (Portillo de la Horcada),

En el Collado del Portillo de la Horcada

En el Collado del Portillo de la Horcada

collado que comunica Brañavieja con lugares de Sejos como la braña de Los Cantos de la Borrica y Cureñas.

A la derecha Braña de Sejos y a la izquierda Valle de Polaciones

A la derecha Sejos y a la izquierda Valle de Polaciones

Después de pasar por este Collado del Portillo de la Horcada acometemos el ascenso al cuarto dos mil del día, el Cueto de la Horcada (2.093 m.), siguiente pico en esta dirección;

Cueto de La Horcada

Cueto de La Horcada

hay que bajar un poco para evitar alguna zona rocosa y volver a subir para salir a la parte superior de La Tabla, donde llegaba el antiguo remonte de esquí que vimos al comienzo de la marcha.

Acometiendo la parte final del Cueto de La Horcada

Acometiendo la parte final del Cueto de La Horcada

Ya en el Cueto de la Horcada, donde una de las cosas que nos llama la atención son unos peligrosos perfiles que salen del suelo, hay una vista de vértigo hacia la Cuenca del Chozo o de Torices, en el valle de Polaciones.

Cuenca del Chozo o de Torices en Polaciones

Cuenca del Chozo o de Torices en Polaciones

En este lugar también aprovechamos para hacer una foto del grupo que había conseguido el cuarto dos mil del día.

En la cima del Cueto de la Horcada con Picos al fondo

En la cima del Cueto de la Horcada con Picos al fondo

En este punto nos pensamos el regresar hacia nuestro punto de partida ya que aquí hay una pista en zig-zag que baja directamente hasta Brañavieja, acortando notablemente la marcha. Pero como íbamos bien físicamente, con un pequeño cansancio, y también íbamos bien de tiempo nos decidimos seguir hacia el oeste continuando cresteando por toda la Sierra del Cordel. También desde este punto teníamos una magnífica vista de las cimas que ya habíamos dejado atrás.

Cimas ya ascendidas

Cimas ya ascendidas

Para continuar la ruta nos dirigimos caminando por las cumbres hacia la siguiente cima, en este caso el Pico Bóveda, el cual podíamos diferenciar fácilmente desde la cima del Cueto de la Horcada.

Pico Bóveda desde el Cueto de la Horcada

Pico Bóveda desde el Cueto de la Horcada

La visión desde arriba hacia la siguiente cima presentaba dos zonas bastante complicadas para pasar, en primer lugar tendríamos que bajar por unas laderas empedradas, que con lluvia o nieve hubiesen sido bastante complicadas de bajar, y en segundo lugar veíamos un paso que por su parte izquierda parecía muy complicado, ya que había una gran pared vertical de piedra y por su parte derecha había un precipicio bastante grande hacia Polaciones. Decidimos intentarlo y buscar el mejor camino para salvar estas dos dificultades. La primera de ellas no fue muy complicada e iniciamos un suave descenso hacia la segunda dificultad, la cual se conoce con el nombre del Paso de la Muerte; es éste un collado que queda interrumpido por unas grandes rocas.

Collado del Paso de la Muerte

Collado del Paso de la Muerte

Para atravesar esta dificultad teníamos dos opciones. La primera de ellas es dejarse caer un poco hacia la izquierda del camino, superar las rocas y volver a subir otra vez a la divisoria, con el consiguiente duro ascenso y la segunda opción, que es por la que nos decidimos, que consistía en ir por la derecha y salvar el obstáculo por un estrecho pasillo, en el cual había una cuerda que actuaba de paso manos y que daba un poco de seguridad al paso.

Estrecho pasillo en Paso de la Muerte

Estrecho pasillo en Paso de la Muerte

Una vez pasado el Collado del Paso de la Muerte caminamos de nuevo sin problemas por las alturas; a la izquierda nos quedan la Cuenca Cré y a la derecha la Cuenca de la Lancha. En el horizonte surge la Sierra de Peña Sagra y los Picos de Europa.

Hacia el Pico Bóveda

Hacia el Pico Bóveda

Una corta subida nos conduce al quinto dos mil del día, el Pico Bóveda (2.070 m.), en el cual se puede ver, en lo alto de una roca, a la cual no ascendimos, una cruz indicando la cima.

Cima del Pico Bóveda

Cima del Pico Bóveda

Desde este punto ya se ve nuestro siguiente destino, el Cornón, el de Alto Campoo, el cual no hay que confundir con el de Peña Sagra, que aun teniendo el mismo nombre, están en sierras diferentes. Para dirigirnos hacia la siguiente cima iniciamos un ligero descenso hacia el collado que une los dos picos y desde el que podemos ver unas caídas bastante considerables, por el lado izquierdo de nuestra marcha la Cuenca de Vacarabona, en la zona de Alto Campoo y al lado derecho la Cuenca de Tresabuela en el Valle de Polaciones.

Hacia el Cornón

Hacia el Cornón

Después de una nueva pendiente llegamos a nuestro sexto dos mil del día, el Pico Cornón (2.125 m.), el de mayor altitud de todos los acometidos en este día. En la cima de este Pico destaca un pequeño monumento al montañero y que también sirve como buzón. Se trata de una gran mochila metálica de color rojo.

Cima del Pico Cornón

Cima del Pico Cornón

Una vez en la cima, en la cual no teníamos grandes vistas ya que se nos metió la niebla que subía de Polaciones, nos dirigimos, siguiendo la alambrada al Collado de la Fuente del Chivo, donde se encuentra el aparcamiento y el refugio del mismo nombre.

Hacia el Collado de la Fuente del Chivo

Hacia el Collado de la Fuente del Chivo

Al llegar al refugio de la Fuente del Chivo y mirar atrás pudimos comprobar que ya se había despejado la niebla sobre el Pico Cornón y se tenía una perfecta vista de él.

Cornón desde la Fuente del Chivo

Cornón desde la Fuente del Chivo

Ya en el refugio de la Fuente del Chivo, cumplidos todos los objetivos del día, nos decidimos a realizar nuestra bien merecida parada para comer, justo al lado de la dedicatoria que Gerardo Diego hizo al cercano Pico Tres Mares.

Poema a Pico Tres Mares de Gerardo Diego

Poema a Pico Tres Mares de Gerardo Diego

Una vez finalizada la comida, decidimos caminar un poco más y nos dirigimos hacia el siguiente pico, de muy poca altura y muy cerca de este refugio. Se trataba de la Fuente del Chivo y en el que destaca una gran cruz.

Cruz en cima de Fuente del Chivo

Cruz en cima de Fuente del Chivo

y desde el que se tenía una perfecta vista de Pico Tres mares y de una cima conocida por nosotros ya que la habíamos ascendido no hace mucho, Peña Labra.

Peña Labra dese Fuente del Chivo

Peña Labra dese Fuente del Chivo

Ya no nos quedaba mucho que hacer así que iniciamos el descenso hacia Brañavieja y en vez de hacerlo por la carretera que asciende hasta el mirador de la Fuente del Chivo, lo hicimos bajando por las pistas, ahora sin nieve, de la estación de esquí de Alto campoo. Para ello lo primero que hicimos es dirigirnos por una pista que se dirige hacia Pico Tres Mares.

Pista hacia Pico Tres Mares

Pista hacia Pico Tres Mares

 Y cuando llegamos a un desvío a mano izquierda nos dirigimos por él. Esta pista es uno de los descensos que se puede hacer cuando la estación está con nieve. Fuimos siguiendo los remontes en dirección al aparcamiento de la estación de esquí.

Siguiendo los remontes de la estación de esquí

Siguiendo los remontes de la estación de esquí

 Ya estábamos llegando a la parte final del recorrido cerca del parking de la estación.

Llegando al aparcamiento de la estación de esquí.

Llegando al aparcamiento de la estación de esquí.

Sólo nos faltaba el último tramo para llegar a nuestro destino final y culminar nuestra ruta circular por la Sierra del Cordel, después de haber logrado los seis dos miles del día, Cordel, Iján, Cuencagén, Horcada, Bóveda y Cornón. Este último tramo lo hicimos por la carretera que comunica la estación de esquí de Alto Campoo con el pueblo de Brañavieja.

Carretera hacia Brañavieja

Carretera hacia Brañavieja

Una vez en el Albergue Juvenil Cantabria, donde teníamos aparcado el coche, nos cambiamos el calzado, el cual, aun siendo nuevo no me había hecho ni la más mínima rozadura o marca, y la ropa y nos dirigimos, ya en coche, a tomar un refresco en un bar-restaurante en el pueblo de Riaño.

Para ver la imagen en Wikiloc pinchar sobre la imagen.

Imagen de la ruta en Google Earth

Imagen de la ruta en Google Earth

Curva de distancia-altura

Curva de altura-distancia

Curva de altura-distancia

Brañavieja – Cuencagén – Cordel – Iján – La Horcada – Bóveda – Cornón – El Chivo – Brañavieja
Distancia Total Ruta circular de 17,5 km.
Duración Total El recorrido lo hicimos en casi 7 horas. Estuvimos parados aproximadamente 1 hora y tres cuartos para comer y hacer fotos.
Dificultad La dificultad de la ruta es media, aunque tiene algunos desniveles bastante fuertes.
Desnivel El desnivel es de aproximadamente 500 m. El desnivel acumulado fue de unos 1.400 m.
Tipo de camino Hay tramos de pista, sendero y campo a través.
Agua potable No encontramos agua en todo el recorrido y es recomendable llevarla.
Época recomendada Principalmente en primavera, verano y otoño pero sobre todo siempre que no hay ni nieve ni agua de lluvia ya que lo haría muy peligroso
Cartografía y Bibliografía Hoja 82-III (Valdeprado) y Hoja 82-IV (Espinilla) a escala 1:25.000 del Instituto Geográfico Nacional. Ruta nº 21 del libro de Ramón García “Las montañas del Valle de Campoo”
Track GPS Enlace a track para GPS en Wikiloc
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 105 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: