Feeds:
Entradas
Comentarios

El sábado 7 de mayo, con el fin de entrenar un poco para la ya próxima jornada de los 10000 del Soplao, a la cual nos hemos apuntado por segundo año consecutivo, nos juntamos dos amigos y mi perro Otto para hacer unas cuantas horas de caminata por la zona de los Montes de Ucieda. En concreto hicimos un recorrido que ya hace algunos años habíamos empezado con nuestras familias pero que no hicimos circular, el camino desde el pueblo de Barcenillas hasta la Braña de Joces.

Para ello salimos a las 08:00 horas de Santander con destino al bonito pueblo de Barcenillas, cerca del más conocido pueblo de Ruente. Ya allí, aparcamos el coche en la plaza de la iglesia, junto a la Fundación Barcenillas.

Plaza junto a la iglesia

Plaza junto a la Iglesia

Aquí preparamos nuestra pequeña mochila y la bebida y comenzamos a caminar.

Para descargar el track para GPS desde Wikiloc pinchar aquí: (hay que registrarse en Wikiloc)

Primero nos dirigimos hacia el final del pueblo y cogimos un camino hacia la derecha que nos llevaba a una pista muy bien señalizada y que marcaba el comienzo de la ruta. En el letrero ponía Ruta de Foramontanos a Lamiña.

IMG_20160507_085422

Cartel ruta de Foramontanos

La ruta comienza por un camino asfaltado que nos dirige a unas pequeñas naves para guardar el ganado, pero enseguida desaparece el asfalto y comienza un camino de tierra que se dirige paralelo al arroyo Barcenillas.

Camino paralelo al arroyo Barcenillas

Camino paralelo al arroyo Barcenillas

Junto a este camino, en un “prau” encontramos una extraña piedra piramidal que no nos explicamos que podía hacer allí y que me paré a realizarla una foto.

Extraña piedra en el "prau"

Extraña piedra en el “prau”

En este camino tuvimos que cruzar varias veces por encima del arroyo, unas veces por unos buenos puentes pero en una ocasión por un puente de madera que no tenía muy buena pinta y que si el arroyo bajase con menos agua igual era mejor atravesarlo andando.

Puente de madera

Puente de madera

Continuamos por esta pista hasta llegar a un cruce en el que pensábamos que íbamos a tener la primera duda, pero no fue así ya que estaba perfectamente marcado el camino correcto. Seguimos la marca que nos dirigía hacia las cascadas.

Pista hacia la izquierda

Pista hacia la izquierda

 

Letrero hacia las cascadas

Letrero hacia las cascadas

Continuando por esta cómoda pista, al cabo de un rato nos encontramos una portilla con un paso canadiense, donde no me quedó más remedio que ayudar a pasar a mi Yorky, ya que él no se atrevía a cruzarlo.

Paso canadiense

Paso canadiense

Nada más pasar el paso canadiense había un letrero que nos indicaba un sendero en concreto el SL-R3, uno de los senderos de la naturaleza de Ruente y que se dirige a las cascadas de Lamiña. Nosotros dejamos el letrero a nuestra derecha. Aquí podríamos decir que es donde comenzaba la zona más complicada ya que iniciamos un largo ascenso que nos dirigía haciendo zig-zag hacia la braña de Joces. En esa subida pudimos ver una de las varias fuentes que nos encontramos por el camino y donde en caso de extremo calor te puedes dar un refrescón.

Abrevadero para el ganado

Abrevadero para el ganado

Continuamos ascendiendo y al ir a un paso bastante rápido se nos hizo un poco durillo, sobre todo después de llevar un tiempo sin salir al monte, pero bueno tampoco se hizo tan largo. También en la subida pasamos por las faldas del Cueto El Pico y La Esprilla las cuales estaban cubiertas de piedras que me imagino habrán utilizado en su tiempo para hacer el cerrado de los prados.

Faldas de los montes cubiertas de grandes piedras

Faldas de los montes cubiertas de grandes piedras

A la hora de haber comenzado a caminar ya casi estábamos llegando a la braña de Joces, aunque todavía quedaba un trozo, y nos encontrábamos junto a un recinto para guardar el ganado.

Recinto para el ganado

Recinto para el ganado

ya estábamos llegando a esta primera zona de descanso después del duro ascenso y teníamos una magnífica vista de la braña de Joces con el acebal a su izquierda y nuestro siguiente ascenso al frente.

Braña de Joces

Braña de Joces

Hasta este punto es donde llegamos la otra vez con nuestras familias, aunque algunos de nosotros continuamos un poco más para tener una vista desde una zona más alta. La otra vez pudimos entrar en el refugio donde aprovechamos para comer, pero esta vez ya vimos que es un refugio privado y que está cerrado a “cal y canto”, así todo paramos a picar un poco para continuar nuestro camino. Esta braña cae hacia el monte de Ucieda rodeada de acebos y otros árboles.

Refugio "privado" en la braña de Joces

Refugio “privado” en la braña de Joces

Antiguamente esta braña estaba dividida en pequeños lotes o hazas que sus respectivos dueños segaban. Hoy en días ya no quedan rastros de estas divisorias. Después de tomar un pequeño refrigerio iniciamos de nuevo el camino y el último tramo de ascenso, esta vez siguiendo la divisoria de aguas hacia el sur, hacia el Alto de Jorcá o Pernal Jarmoso.

Inicio del ascenso hacia el Alto de la Jorca

Inicio del ascenso hacia el Alto de la Jorcá

Antes de llegar al alto nos encontramos una precima donde nos cruzamos con dos senderistas que al final no eran tales senderistas, eran dos fotógrafos que iban perfectamente equipados con sus cámaras, ropa de camuflaje y red de camuflaje, seguramente habrían estado fotografiando a venados por la zona del valle de Viaña.

Hacia el alto de la Jorca

Hacia el alto de la Jorcá

A la hora y tres cuartos ya habíamos llegado al alto de la Jorcá (843 m) donde había unas vacas que estaban tranquilamente descansando y a las cuales respetamos en su descanso al sol.

Ganado en el alto de la Jorca

Ganado en el alto de la Jorcá

Ya, desde el Alto de La Jorcá teníamos unas magníficas vistas del valle de Viaña, y al fondo, en dirección sur, aunque cubierto por las nubes las cimas de Alto Campoo.

Valle de Viaña y Alto Campoo al fondo

Valle de Viaña y Alto Campoo al fondo

Ya en la cima lo único que teníamos que hacer era empezar a crestear en dirección oeste hacia las siguientes cimas, primero hacia el alto del Cabillo o Cotero del Cinto y luego hacia el Alto de Nogaleda.

Cresteando por la divisoria

Cresteando por la divisoria

En esta dirección, al fondo se podía ver, aunque cubierta por las nubes, la sierra de peña Sagra. Lo que hicimos fue seguir la alambrada que divide los dos valles.

Alambrada de divisoria

Alambrada de divisoria

Primero ascendimos ligeramente hacia alto del Cabillo o Cotero del Cinto (877 m) y posteriormente hacia el alto de la Nogaleda (880 m).

Caminando hacia el Alto de la Nogaleda

Caminando hacia el Alto de la Nogaleda

En este alto destacaba un punto geodésico que nos indicaba que habíamos llegado a la cima.

Punto geodésico en Alto de la Nogaleda

Punto geodésico en Alto de la Nogaleda

Continuamos caminando junto a la alambrada y nos encontramos los restos de lo que podía ser un caballo o una vaca, no sabría diferenciarlo ya que faltaba la parte más importante para diferenciarlo, la cabeza. Seguramente son los restos de un animal que no pudo soportar el duro invierno o el acecho de los lobos, esto último es una conjetura.

Restos esparcidos de un animal

Restos esparcidos de un animal

Seguimos cresteando hasta que llegamos a un punto en el que la dirección de la alambrada cambió bruscamente hacia el norte

Cambio de dirección de la alambrada

Cambio de dirección de la alambrada

y en este punto viendo que el lado derecho de la alambrada estaba cubierto de maleza baja, decidimos pasar al otro lado de la alambrada. Estábamos en el Cueto de la Brañuca del Alto (831 m)

Atravesando la alambrada

Atravesando la alambrada

 Después de cruzar la alambrada la continuamos siguiendo, pero esta vez por su lado izquierdo. Desde este punto teníamos un camino lleno de altibajos nunca demasiado bruscos y que iban en dirección norte hacia una cima que destacaba sobre las demás. Pasamos por El Mirotón (727 m), el Cotero Meano y el Cotero La Cruz. En este recorrido tuvimos unas magníficas vistas de los pueblos de la vega del río Saja. En la primera imagen se podía ver el pueblo de Barcenillas, Lamiña, Sopeña y Valle, este último con la carretera que se dirige hacia el Collado de Carmona.

Barcenillas, La Miña, Sopeña y Valle

Barcenillas, Lamiña, Sopeña y Valle

En la segunda de las imágenes, obtenida un poco más adelante de la anterior y se veía Sopeña, Valle y Terán.

Sopeña, Valle y Terán

Sopeña, Valle y Terán

Desde aquí ya veíamos nuestro destino final, Barcenillas, pero todavía nos quedaba realizar el duro descenso siguiendo el cortafuegos de un pinar, el cual estaba bastante pedregoso y resbaladizo debido a esta piedras sueltas.

Bajando por el cortafuegos

Bajando por el cortafuegos

Nada más llegar a la parte baja de este cortafuegos se encuentra el pinar y nosotros cogemos la dirección hacia la derecha, lugar donde hay una portilla de alambre, la cual atravesamos.

Portilla de alambre junto a cortafuegos

Portilla de alambre junto a cortafuegos

Siguiendo por este sendero tenemos que atravesar otra portilla, esta vez metálica.

Otra portilla

Otra portilla

Bajando por esta pista nos encontramos una bonita cabaña protegida por un cerrado arbolado. Esta cabaña tiene el nombre del Coteru, nombre muy Cántabro.

Cabaña el Coterón

Cabaña el Coteru

Continuamos descendiendo por esta cómoda pista, que sin estar asfaltada ya es apta para el paso de vehículos y nos encontramos un extraño cerrado. Al llegar me doy cuenta que ya había estado anteriormente en este recinto. Se trata de una instalación de paintball-laser que posee el parque multiaventura de Cabuerniaventura en el pueblo de Lamiña.

Paintball-láser de Cabuernigaventura

Paintball-láser de Cabuerniaventura

Continuamos descendiendo por esta cómoda pista que se dirige hacia el pueblo de Lamiña y nos encontramos, junto a la pista, un potro para herrar a los caballos y un recinto para el ganado.

Potro para herrar caballos y recinto junto a pista

Potro para herrar caballos y recinto junto a pista

Continuamos descendiendo y nos encontramos una encrucijada, en la cual podemos elegir diferentes caminos, uno es dirigirnos hacia la izquierda hacia Lamiña y luego bajar por la carretera hacia Barcenillas, otro es dirigirnos hacia la derecha y seguir la pista hasta llegar a un cruce con la pista que usamos para subir en el punto en que atravesamos el puente de madera sobre el arroyo y otro que es el camino que cogimos que es dirigirnos por un senderuco que teóricamente va hacia Barcenillas. A partir de aquí fue el único tramo del recorrido en el que no tuvimos indicaciones e íbamos un poco por intuición.

Encrucijada de caminos

Encrucijada de caminos

Por este sendero comenzamos a caminar y vimos que cada vez se cerraba más, hasta que llegó un momento que desapareció. No debe ser muy transitado. Cuando ya prácticamente había desaparecido el sendero decidimos dirigirnos hacia el cementerio, el cual lógicamente tendría un camino para bajar al pueblo. Pero no fue así ya que no era el cementerio de Barcenillas, sino el de Lamiña.

Cementerio de Lamiña

Cementerio de Lamiña

Como no veíamos ningún camino que se dirigiese hacia Barcenillas, lo que hicimos fue seguir el cerrado del cementerio hasta que encontramos una pista, la cual seguimos.

Siguiendo la pista hacia pista principal

Siguiendo la pista hacia pista principal

En este camino encontramos varios desvíos, los cuales seguramente llevarían todos al mismo lugar. Nosotros lo único que hicimos es seguir aquellos que se dirigían en dirección hacia la pista que habíamos cogido en el ascenso.

Llegando a la pista principal

Llegando a la pista principal

Ahora ya estábamos en la pista que habíamos subido primeramente, así que ya cogimos la dirección hacia la izquierda a Barcenillas. Al poco nos encontramos un desvío hacia la izquierda que se dirigía hacia Lamiña y sería donde habríamos llegado de haber cogido otro de los desvíos en este último descenso.

Desvío hacia Lamiña

Desvío hacia Lamiña

Ya estábamos cerca de Barcenillas, donde habíamos dejado aparcado el coche. Cuando íbamos callejeando en dirección al coche nos quedamos observando una bonita casa, que ya habíamos visto cuando salimos del pueblo, y nos paramos para hacerla una foto.

Bonita casa en Barcenillas

Bonita casa en Barcenillas

Después de 4 horas de caminata y casi 18 km habíamos regresado a nuestro punto de partida. Ya sólo quedaba tomar un refresco en el bar La Central y comentar la ruta realizada y la próxima para preparación del Soplao. en esta ocasión esperamos que se nos una algún senderista más.

Para ver la imagen en Wikiloc pinchar sobre la imagen.

Ruta en Google Earth

Ruta en Google Earth

Curva de tiempo-altura

Curva altura-tiempo

Curva altura-tiempo

 

Barcenillas – Braña de Joces – Cueto La Jorcá – Lamiña – Barcenillas
Distancia Total Ruta circular de aproximadamente 18 km, aunque el primer y último km coinciden en su recorrido.
Duración Total El recorrido lo hicimos en aproximadamente 4 horas y en este caso las únicas paradas fueron para picar algo y hidratarnos.
Dificultad La dificultad es moderada. Lo más duro es el ascenso hasta la Braña de Joces y la bajada por el cortafuegos.
Desnivel El desnivel es de 650 metros, y el desnivel acumulado es de unos 850 m.
Tipo de camino El camino es variado, pista, senderos, campo através,…
Agua potable Hay varios bebederos en el camino, los cuales utilizaría para refrescarme.
Época recomendada Se puede hacer en cualquier época del año.
Cartografía y Bibliografía Hoja 57-IV (Valle) a escala 1:25.000 del Instituto Geográfico Nacional.
Track GPS Enlace a track para GPS en Wikiloc

El sábado 20 de febrero, como las condiciones meteorológicas que daban eran bastante favorables, nos juntamos tres amigos senderistas para hacer una “rutilla” con raquetas por la zona de Campoo. Al principio iba a ser una pequeña ruta, pero al final “se nos fue un poco de las manos” y nos hicimos casi 22 km por la nieve con raquetas.

La idea era ir a dar un paseo de unas cuantas horas para regresar a comer a casa, pero como hacía bastante bueno, nos decidimos a hacer algo más largo, y como teníamos que preparar una ruta para hacer con un grupo del colegio en el que trabajo, nos decidimos por hacer un tramo de dicha ruta de senderismo que, si el tiempo y las condiciones lo permiten, realizaremos el día 12 de Marzo.

La ruta que tenemos programada para el día 12 de Marzo es una que parte del puerto de Palombera y tiene como destino final el magnífico pueblo de Bárcena Mayor. Para tener bien claro el camino a tomar y sobre todo para identificar dónde se encuentra, uno de los puntos más bonitos de dicha ruta, el pozo de la Arbencia, nos decidimos a realizar esta primera inspección de la zona.

Para ello nos dirigimos desde Reinosa por la carretera que se dirige hacia la estación de esquí de Alto Campoo y al llegar al pueblo de Espinilla cogimos la carretera que se dirige hacia el puerto de Palombera, el cual une el Valle de Campoo con el Valle de Cabuérniga.

Ascendemos con el coche por esta carretera hasta aproximadamente 1,6 km antes de llegar a la cima del Puerto de Palombera (1.260 m.) y allí dejamos aparcado el coche junto a una pista bastante ancha, lugar donde comenzará nuestra ruta. Tuvimos la dificultad de que tuvimos que tirar de pala para poder quitar la nieve y aparcar el coche, dejando el paso libre para otro posible vehículo.

Lugar donde aparcamos el coche

Lugar donde aparcamos el coche

Aquí ya se veía que iba a haber bastante nieve. Nos encontramos con dos grupos más que iban a realizar una ruta por estos lugares, unos con esquíes de fondo, y otros, con los que ya habíamos coincidido en otra ocasión (Rutas pindias), que al igual que nosotros iban a realizar una ruta con raquetas, ellos hacia el Alto de los Abedules, ruta ya realizada por nuestro grupo, y nosotros hacia el Pozo de la Arbencia.

Para descargar el track para GPS desde Wikiloc pinchar aquí: (hay que registrarse en Wikiloc)

Al estar cubierta la pista por nieve decidimos ponernos las raquetas en ese momento y ya no nos las quitamos hasta que volvimos a nuestro punto de partida, ya que todo el camino estaba cubierto con una bonita y blanca capa de nieve. Bueno sólo nos las quitamos para hacer una pequeña inspección cerca del Pozo de la Arbencia y para la parada para comer. Desde el punto de salida y gracias al maravilloso día que nos salió, teníamos unas magníficas vistas del Cueto del Ropero (1.817 m.) y del Cueto Ligüardi (1.975 m.)

Cueto Ropero y Ligüardi

Cueto Ropero y Ligüardi

Justo empezamos a caminar por esta pista nevada en dirección a la conocida encrucijada de caminos donde se encuentra la famosa Cruz de Fuentes.

Inicio de pista nevada

Inicio de pista nevada

Al poco de comenzar, la pista ya había desaparecido por la nieve, y tuvimos que orientarnos por lo que parecía ser la pista que estaba bajo esta capa blanca, así estuvimos andando hasta llegar a un paso canadiense junto a una alambrada que sirve de separación entre dos mancomunidades. A partir de este punto está prohibido el paso de vehículos no autorizados.

Paso canadiense

Paso canadiense

Tras este paso entramos en el valle del río Queriendo cuya cabecera, formada por la braña de Balbás, bordeamos. Este es un valle estrecho dominado por laderas de brezo, verdes brañas y sombríos bosques de hayas, avellanos y acebos.

Valle del río Queriendo

Valle del río Queriendo

En una de las curvas, junto a una nave con tejado verde, para la protección del ganado se encuentra una pista que desciende hacia al pueblo de Argüeso, y por la cual ascendimos cuando hicimos una ruta desde este pueblo hasta la Cruz de Fuentes, y de la cual tenemos un mal recuerdo por la niebla que nos cogió, aunque luego la repetimos con buen tiempo.

Nave para el ganado y pista hacia Argüeso

Nave para el ganado y pista hacia Argüeso

Aquí hacemos una marcada curva hacia la izquierda en dirección Norte y en ligero ascenso por las faldas de Peña Blanca (1.358 m.). En esta pista en ligero ascenso nos encontramos una fuente donde no puede resistirme a dar un trago del agua cristalina que de ella salía.

Fuente a las faldas de Peña Blanca

Fuente a las faldas de Peña Blanca

Al poco rato ya nos encontrábamos otra portillera situada en el collado que da paso al valle de Fuentes, donde tenemos, entre otras opciones, la que baja hasta Bárcena Mayor, en el cercano Valle de Cabuérniga. Estamos en el entorno de la fuente de Cadorras, lugar donde nace el río Queriendo, que posteriormente y después de juntarse con el Lodar, irá a dejar sus aguas al río Saja.

Portillera en collado

Portillera en collado

Justo al lado de esta portillera hay otra pista, que en el día de hoy se encontraba cubierta por la nieve que también se dirige hacia Bárcena Mayor. Nosotros continuamos ascendiendo hasta que conseguimos ver la famosa Cruz de Fuentes (1.270 m.).

Cruz de Fuentes

Cruz de Fuentes

En este momento, después de haber recorrido unos 3,2 km y unos 50 minutos de caminata ya nos encontramos en el puerto de Fuentes, localizado a 1.270 m de altitud en la Hermandad Campoo de Suso, el cual está formado por praderías, pastizales y rodales de acebal.

En la encrucijada de Fuentes

En la encrucijada de Fuentes

El puerto de Fuentes queda incluido dentro del LIC (Lugar de Interés Comunitario) de los Valles Altos del Nansa, Saja y Campoo y de la ZEPA (Zona de Especial Protección de Aves) de la Sierra del Cordel y Cabeceras del Nansa y Saja.

El puerto de Fuentes está constituido por un amplio pastizal para el pastoreo estacional del ganado, y es aprovechado desde finales de la primavera hasta finales del verano, momentos en que las condiciones térmicas y meteorológicas son más favorables. Durante siglos los pueblos se disputaron estos espacios, teniendo que llegar a acuerdos (denominados Concordias de Pastos), que permitiesen el aprovechamiento conjunto de estos pastos. Actualmente el uso de estos espacios sigue rigiéndose por estas antiguas normas, las cuales establecen turnos y calendarios de aprovechamiento.

En este punto decidimos que en vez de seguir por el camino fácil, iríamos por un camino un poco más duro, pero con unas mejores vistas y por eso, campo a través, decidimos ascender al cueto de Fuentes, aunque no llegamos hasta la cima ya que desde una cima anterior ya se tenían unas magníficas vistas.

Ascendiendo hacia Cueto de Fuentes

Ascendiendo hacia Cueto de Fuentes

Una vez casi en la cima teníamos una vista de prácticamente toda Cantabria. Hacia el este se veía toda la sierra del Cordel, la cual ya recorrimos en una ocasión, con el Ligüardi (1.975 m.), el Cordel (2.061 m.), el Iján (2.085 m.), el Collado de Cuencagén (1.903 m.), La Horcada (2.093 m.) , el Bóveda (2.067 m.) y el Cornón (2.125 m.).

Sierra del Cordel

Sierra del Cordel

Al noroeste se podía ver el Cueto Concilla (1.922 m.) y la Sierra de Peña Sagra con el Cornón (2.047 m.)  destacando sobre las demás cimas.

Cueto Concilla y Peña Sagra

Cueto Concilla y Peña Sagra

Y en dirección este se encontraban todas las cimas del sur de la bahía de Santander, el Porracolina (1.414 m.), El Picón del Fraile (1.619 m.), el Castro Valnera (1.718 m.),…

Montañas del sur de la bahía de Santander

Montañas del sur de la bahía de Santander

Una vez que pudimos disfrutar de estas magníficas vistas nos dirigimos, campo a través, bueno mejor nieve a través, hacia la pista que desciende hacia Bárcena Mayor

Descendiendo del Cueto de Fuentes

Descendiendo del Cueto de Fuentes

 y que parte desde la Cruz de Fuentes, en concreto es la pista que deja a la izquierda el refugio de Fuentes, la cual en el día de la marcha estaba totalmente cubierta por una buena capa de nieve.

Un poco antes de confluir en dicha pista nos encontramos una zona de árboles bajos que al estar cubiertos de nieve nos ofrecía una bonita estampa.

Árboles entre la nieve

Árboles entre la nieve

Después de este paso entre estos árboles ya nos adentramos en la pista principal, la cual sólo se distinguía porque era la única zona donde no había árboles, ya que la pista en sí no se veía.

 En medio de la nevada pista

En medio de la nevada pista

En esta bajada nos encontramos a mano derecha un desvío, que fue el que tomamos cuando hicimos la ruta de Argüeso a Cruz de Fuentes, pero éste estaba prácticamente tapado y nos costó encontrarlo en la bajada, sólo nos dimos cuenta en el camino de regreso. Esta es la zona de la Paradía, zona abierta de pasto y arbolado con tres refugios. Este desvío también nos puede dirigir de nuevo hacia la Cruz de Fuentes o hacia el pueblo de Camino. Bajando por esta pista ligera y cómoda nos encontramos a nuestra mano derecha un cerrado para el ganado entre los árboles.

Cerrado para el ganado

Cerrado para el ganado

También, entre el bosque de hayas y robles, nos encontramos varios barrancos por los que cuando acabe la época de nieve discurrirán pequeños arroyos.

Pequeño barranco cubierto de nieve

Pequeño barranco cubierto de nieve

Ya casi estábamos llegando al final de nuestro recorrido y tuvimos que cruzar un primer puente de hormigón sobre el río Fuentes o del Gato, empezando a caminar por su margen derecho.

Primero de los puentes

Primero de los puentes

Aquí comienza un ligero ascenso que nos separa un poco de los que es el curso del río, pero al poco rato volvemos a descender y volvemos a atravesar otro puente de hormigón, también sobre el río Fuentes.

Segundo puente de hormigón

Segundo puente de hormigón

Nada más pasar el puente nos encontramos una señalización que nos indicaba dónde se encontraba nuestro destino final, el Pozo de la Arbencia.

Indicador de pozo de la Arbencia

Indicador de pozo de la Arbencia

Aunque da lugar a engaño, sobre todo por la cantidad de nieve, justo al lado de esta señalización se encuentra la entrada al Pozo de la Arbencia, al cual no entramos ya que se nos hacía tarde y lo dejaremos para la próxima ruta que hagamos, esta vez bajando hasta Bárcena Mayor. Así todo continuamos caminando un poco por la pista y conseguimos ver esta zona entre los árboles.

Zona del Pozo de la Arbencia

Zona del Pozo de la Arbencia

En esta zona había menos nieve y nos quitamos las raquetas y ascendimos un poco por la pista para ver si localizábamos una mejor vista del pozo. Continuamos hasta el siguiente puente, y al no conseguir una mejor vista decidimos darnos la vuelta, ya que nos quedaba caminar todo lo andado hasta ahora, pero esta vez cuesta arriba.

Punto de regreso

Punto de regreso

En el camino de regreso fue cuando nos dimos cuenta que la ruta “se nos fue un poco de las manos” ya que bajando se hace cómodo, pero subiendo, con nieve, con raquetas, con sol y sobre todo porque ascendimos muy deprisa ya que teníamos hora de llegada a Santander, se nos hizo bastante duro. Nos sobraba la ropa por todo lo que sudábamos, yo me tuve que poner una cinta en la frente porque el sudor se me metía en los ojos y me molestaba mucho. Ya veíamos la cabaña del refugio de Fuentes y tuvimos que hacer un par de paradas ya que las piernas no daban mucho más de sí.

Recuperando fuerzas del duro ascenso

Recuperando fuerzas del duro ascenso

Aquí, justo en el refugio nos encontramos de nuevo con los senderistas de “Rutas pindias” que también regresaban de su ruta al Alto de los Abedules. Habían tardado el mismo tiempo que nosotros pero habían hecho muchos menos kilómetros, aunque nos dijeron que habían realizado una parada bastante larga para comer.

Ya recuperado después de la comida

Ya recuperado después de la comida

Una vez en este punto ya lo teníamos muy fácil. Habíamos recuperado fuerzas, nuestras piernas se iban recuperando, la pendiente ya era mínima y luego era todo en descenso y la distancia que nos quedaba era poca, así que lo cogimos con ánimo y hacia Palombera.

Última imagen de la Cruz de Fuentes

Última imagen de la Cruz de Fuentes

Para ver la imagen en Wikiloc pinchar sobre la imagen.

Ruta en Google Earth

Ruta en Google Earth

Curva de tiempo-altura

Curva altura-tiempo

Curva altura-tiempo

 

Palombera – Cruz y Cueto de Fuentes – Pozo de la Arbencia – Palombera
Distancia Total Ruta de ida y vuelta con pequeña variación de 21 km.
Duración Total El recorrido lo hicimos en aproximadamente 6 horas y media, teniendo en cuenta que estaríamos parados aproximadamente una hora en la comida y en descansos.
Dificultad La ruta es cómoda y sencilla, pero al ser de ida y vuelta, con nieve y encima con raquetas, nos resultó bastante dura, hay que tener en cuenta que fueron 21 km con raquetas.
Desnivel El desnivel es de aproximadamente 550 m. con un desnivel acumulado de 830 m.
Tipo de camino Pista y campo a través pero cubierto por la nieve.
Agua potable Se encuentran un par de fuentes a lo largo del recorrido además de varios arroyos de agua limpia.
Época recomendada Preferiblemente en primavera y otoño. En invierno nos lo hemos encontrado todo cubierto de nieve.
Cartografía y Bibliografía Hoja 82-4 (Espinilla) y 82-2 (Los Tojos) a escala 1:50.000 del Instituto Geográfico Nacional.
Track GPS  Enlace a track para GPS en Wikiloc
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 154 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: